Dentro de las familias de cabezales, existen los cabezles térmicos como los que usan las marcas como Canon y HP y los cabezales piezoeléctricos, mayoritariamente fabricados por Epson para impresoras a inyección de tinta, estas últimas son usadas con tintas para sublimación, UV, equipos pigmentados, entre otros.

La estructura interna de los cabezales piezoeléctricos consta de múltiples piezas, muy pequeñas y delicadas por donde pasará la tinta, siendo el color blanco el mas denso, consecuentemente el mas propenso a tapar un cabezal.

Los principales motivos de obsturación son:

Secado

Cuando la tinta se seca en la superficie del cabezal de impresión, puede crear un bloqueo que impide que la tinta fluya a través de los inyectores. Esto puede suceder si la impresora no se usa durante un período prolongado o si los cartuchos de tinta se dejan expuestos al aire. Por ello se aconseja que la estación de servicio siempre se encuentre humeda para impedir que el aire seque la superficie.

Impurezas

Las impresoras de inyección de tinta requieren que la tinta limpia fluya a través del cabezal de impresión. Si la tinta contiene impurezas o partículas, puede obstruir los inyectores y causar bloqueos. Esto puede ocurrir si los cartuchos de tinta no se almacenan correctamente o si la impresora se utiliza con tinta de baja calidad o caducada. Aconsejamos estar chequeando las fechas de vencimiento y comprar tintas en proveedores que tengan políticas de conservación de tinta.

Mantenimiento

Las impresoras de inyección de tinta requieren un mantenimiento regular para garantizar que el cabezal de impresión se mantenga limpio y libre de obstrucciones. Si la impresora no se limpia con regularidad o si el ciclo de mantenimiento no se ejecuta cuando se le solicita, la tinta se puede acumular y provocar obstrucciones. Es vital mantener la impresora, esta frecuencia dependerá del tipo de tinta que se esté utilizado, en caso de uso de tinta blanca, se aconseja mantener frecuentemente.

Daños

El cabezal de impresión de una impresora de inyección de tinta puede dañarse con el tiempo debido al uso y desgaste o si la impresora no se manipula correctamente. Esto puede provocar bloqueos o un flujo de tinta irregular, lo que puede dar como resultado una calidad de impresión deficiente o incluso dañar la impresora. Los cabezales son considerados como consumibles, o sea se van gastando con el paso del tiempo y del uso, es por ello que este debe ser reemplazado cada cierta cantidad de tiempo.

Condiciones ambientales

Las impresoras de inyección de tinta usadas para DTG, DTF y UV deben de tener rangos mínimos y máximos de temperatura y humedad. Cada caso demanda condiciones especiales, las que generalmente oscilan entre 15 a 25 grados con una humedad del 55% (sin condensación).

Para evitar que la tinta bloquee el cabezal de impresión, es importante seguir las recomendaciones del fabricante para el almacenamiento de cartuchos de tinta, ejecutar ciclos de mantenimiento regulares y manejar la impresora con cuidado para evitar dañar el cabezal de impresión.

5 motivos por los cuales se tapan los cabezales

Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir información exclusiva